Ford One

FIESTA

A pesar que nunca me ha gustado especialmente la marca “Ford”, me llamó especialmente la atención su manera de capear la crisis económica de EEUU y hoy en el salón del automóvil me encanté con el concepto propuesto por el Nuevo Ford Fiesta que corresponde a una nueva generación de productos de esta emblemática marca de Detroit que denominada como “ One Ford” busca la optimización del tamaño de la empresa y aprovechamiento de las sinergias al interior de la empresa, a continuación un extracto de lo publicado en revista Poder y Negocios de septiembre de 2010:

El actual presidente y CEO de la marca, Alan Mulally, responsable de que Ford haya logrado salir de la crisis económica sin intervención del Estado – a diferencia de General Motors y Chrysler– y que hoy arroje números azules.
En 2008 con el inicio de la crisis económica y la contracción del crédito, empujando al desfiladero a los productores norteamericanos. La emergencia obligó a Washington a inyectar 13.400 millones de dólares a las grandes armadoras de Estados Unidos, para evitar que la amenaza de quiebra abatiera el negocio automovilístico.
Sorpresivamente Ford Motor Company dijo que no necesitaba el rescate ofrecido por el Estado.
“One Ford”
A fines de 2005, Ford se dio cuenta de que tenía que hacer una reestructura importante en sus operaciones. Se ideó un plan llamado “The way forward”, que incluía cambiar el tamaño de la empresa para adaptarse a la realidad actual del mercado. En ese contexto, arribó Alan Mulally a la compañía a mediados de 2006. “El identificó que las distintas operaciones de Ford, y sobre todo fuera de Estados Unidos, trabajaban de forma muy independiente, entonces no se aprovechaban todas las sinergias y las estrategias de largo plazo no eran comunes”. la estrategia “One Ford” apunta a desarrollar los vehículos que demanda el consumidor y trabajar como un verdadero equipo a nivel mundial. Porque a pesar de que Ford se jactaba de ser una compañía global, en realidad no operaba así, pues cada región tenía su propio reinado.

Esto implicó cambios difíciles para la marca. Se cerraron plantas, hubo despidos, se simplificó la estructura y se replantó una nueva estrategia de productos, respondiendo a una demanda mundial que prefiere autos de pasajeros de mayor eficiencia. De hecho, se tuvieron que reconvertir algunas plantas para acomodarlas a las nuevas generaciones de vehículos. Pero para todo esto se necesitaba recursos, por lo que la compañía decidió, además de achicar su estructura, vender algunas de sus marcas como Jaguar, Land Rover y recientemente Volvo, para generar la caja suficiente para financiar los nuevos proyectos. “Pero la razón detrás de eso no fue solamente financiamiento, sino también estratégica. Obedece a que teníamos que enfocar todos los recursos a nuestro negocio principal central, que es el desarrollo y manejo eficiente de la marca Ford en todas las partes del mundo. Entonces, concentramos todos los talentos desde el punto de vista de administración, marketing, comunicación, etcétera, y eso te permite elegir lo mejor que tengas y concentrarlo en el negocio central, que es Ford”, agrega Haase. Fue esta estrategia lo que le permitió a Ford sortear la crisis económica sin necesitar el salvataje del gobierno norteamericano.

La segunda parte de la estrategia desarrollada por Mulally fue adelantarse a los cambios en la demanda de productos. Se estima que para el 2012 se venderán 38 millones de autos medianos en el mundo entre todas las marcas, cifra que en 2002 fue de 23 millones. Incluso en Estados Unidos, esta tendencia se está marcando, y ya en 2009 se vendieron 2.2 millones. “La crisis económica y el aumento del precio de los combustibles ha generado que las demandas hayan cambiado y que hoy los consumidores tengan una mayor preferencia por autos de pasajeros. Lo que estamos haciendo es adecuar nuestra capacidad de producción, nuestra oferta de productos a la demanda de los consumidores en las distintas partes del mundo”, dice Haase. En esta “estrategia de productos de plataforma global”, los distintos centros de diseño y desarrollo de productos que Ford tiene en el mundo trabajan en conjunto, tienen las mismas bases de ingeniería y de diseño, para que sean automóviles viables en todos los mercados. Esto tiene como ventaja no sólo que es el mismo producto en todas partes, lo que genera un sentido de homogeneidad en los consumidores, sino que también permite usar componentes comunes en todos esos productos, aumentar los volúmenes y, por lo tanto, tener una mejor negociación de precio con los proveedores de esos componentes, lo que permite ahorros significativos.

El comienzo de la Fiesta

En esta nueva estrategia, el primer modelo 100% creado bajo el modelo “One Ford” es el Fiesta. De hecho, aunque es su sexta generación, es la primera vez que se lanza al mercado estadounidense, lo que refleja la nueva política de la marca de Detroit.
El nuevo Fiesta, que llegará este mes al país, destaca principalmente por ofrecer un fuerte equipamiento. Siete airbags, frenos ABS, control electrónico de estabilidad y capacidad para ser comandado por la voz. Elementos poco comunes en el segmento en que compite.
Orientado a un público más juvenil, cuenta con un diseño europeo desarrollado bajo el concepto de “Kinetic Desig”, que implica un perfil más agresivo. En el interior, destaca un panel de instrumentos inspirado en los teléfonos celulares y con pantalla central de cristal líquido multifunción.
El modelo llega a Chile con dos carrocerías –sedán y hatchback– y con una única motorización, un 16V de 1.6 litros con una potencia máxima de 120 caballos. Pero la versión hatchback incorporará el sistema SYNC, una tecnología desarrollada en conjunto con Microsoft que permite sincronizar reproductores mp3 como el iPod y teléfonos celulares o smartphones y operarlos por medio de comandos de voz, sistema que hasta ahora sólo estaba disponible en modelos de la gama alta de Ford. “En Chile, la marca no es tan fuerte en autos de pasajeros como en camionetas, por lo que el Fiesta nos va a ayudar mucho a revertir eso y empezar a generar un buen nombre de Ford en autos de pasajeros, aspirando a ser tan fuerte como somos en camionetas, utilitarios y camiones”, concluye Haase.

Acerca de NELSON CABELLO

M.B.A.│Postitulo en Derecho Tributario│Postitulo en Liderazgo y Gestión Educacional │Contador Público Auditor│ Socio Fundador de Consultora Sur , dedicada a apoyar Instituciones de Educaciòn y Capacitaciòn en aspectos relativos a Consultorías Tributarias y Financieras, Outsourcing Contable Auditoria Financiera,Control Interno & Gobierno Corporativo nelson.cabello@consultorasur.cl Teléfono Móvil 866 973 03 www.consultorasur.cl
Esta entrada fue publicada en Administracion, Estrategia, tecnologia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s