El negocio de las empresas auditoras en Chile. Se encargan de “fiscalizar” que los números estén en orden pero terminan “cediendo” ante sus jefes. Price Waterhouse es investigada por no denunciar caso La Polar

FUENTE
Cambio21
Por Susana Frías K.

Deloitte, KPMG, Ernst & Young y Price Waterhouse Coopers ocupan el 95% del mercado nacional, ésta última envuelta en escándalos financieros como el de La Polar el 2011 y ACE Seguros en el 2009. Presidente de los auditores de Chile, acusa falta de fiscalización de parte de las autoridades y falta de independencia de las empresas auditoras para hacer su labor.

Enron Creditors Recovery Corporation, era una compañía energética estadounidense con base en Houston, Texas. Enron empleó a 21.000 personas y fue una de las compañías eléctrica, de gas natural, papelería, y de comunicaciones más importantes del mundo, con unos ingresos de 111.000 millones de dólares en el año 2000. Llegó a ser la séptima empresa de Estados Unidos, según su supuesta contabilidad. Enron fue nombrada por la revista "Fortune" como la compañía más innovadora de América durante 6 años consecutivos desde 1996 hasta 2001.

Sin embargo, a finales del año 2001 estalló el escándalo. Se reveló que su condición financiera estaba sustentada por una contabilidad creativa fraudulenta, sistemática e institucionalizada desde hacía años, es decir, utilizaba avanzadas técnicas de ingeniería financiera para modificar su realidad contable. Desde entonces, se convirtió en un símbolo de la corrupción y del fraude corporativo.

Pero el escándalo no sólo afectó a la empresa, sino que salpicó a la empresa auditora Arthur Andersem -prestigiosa en su momento-, causándole su disolución. El escándalo Enron, anotó deudas y pérdidas en entidades situadas en paraísos fiscales que no estaban incluidas en el sistema financiero de la compañía, además del uso de otras transacciones financieras, complejas y sofisticadas, entre Enron y las mencionadas compañías creadas para encubrir los datos contables deficitarios.

Un caso que años después se repitió en nuestro país con La Polar. Aquí se inflaron por años estados financieros, para así poder continuar vendiendo las acciones y evitar que la empresa cayera en quiebra. Se realizaron repactaciones unilaterales por cifras millonarias. Se afectó a clientes y accionistas minoritarios y, al igual que Enron, una empresa auditora es la que hoy también "debe pagar", tal como afirman los afectados. Se trata de Price Waterhouse Coopers. Pero ¿cómo funcionan estas empresas?, ¿cuál es el grado de responsabilidad? ¿cuánto dinero está en juego?

El gran negocio

En Chile, hay cuatro auditoras que prácticamente tienen el 95% del mercado de empresas listadas -que son las que cotizan en la bolsa-: Deloitte, Price Waterhouse Coopers, KPMG, y Ernst & Young. A nivel internacional, estas cuatro auditoras que tienen presencia en todo el mundo, tienen un promedio del 70% del mercado, por lo que nuestro país se encuentra muy por sobre la media.

Ya vimos qué pasa cuando una de estas empresas se encuentra en dificultades por la caída estrepitosa de uno de sus clientes y cuando las auditorías resultan ser poco fiables. El ejemplo del caso de Arthur Andersen demostró que incluso, con la sentencia revocada años después, su caída fue total.

¿Cuál es la labor de estas empresas? Las auditoras independientes tienen por finalidad hacer una revisión y estudio de los estados financieros de las empresas. Esto implica que tienen que mirar todas las partidas que conforman el balance de las empresas y hacer una revisión de los activos y los pasivos, así como de las principales cuentas del balance. Ellos tienen que revisar y ver los flujos, los ingresos, los egresos, el endeudamiento crediticio y tienen que analizar todos los sustentos y respaldos, la consistencia de la contabilidad.

En síntesis, las auditoras se encargan de revisar esos balances financieros que le presenta la compañía y tiene que certificar que todo eso se encuentra en orden.

Si bien las auditoras no están diseñadas para detectar fraude, si estas son prolijas y cumplen su función, tienen todos los elementos del juicio para ver en determinadas partidas o en determinados indicios de situaciones que tienen que investigar y sobre los cuales, necesariamente van a tener que ver. Según explica una fuente muy ligada a las auditoras, "en el caso de La Polar, si la empresa hubiera sido súper prolija al revisar las repactaciones, necesariamente se hubiera dado cuenta de lo que estaba ocurriendo".

Esto no es menor, pues ante la Comisión Investigadora de La Polar en el Congreso, el superintendente de Valores y Seguros, Fernando Coloma, reconoció que el proceso de validación de la información de los resultados de las sociedades anónimas descansa en los auditores externos, dando cuenta del importante papel que juegan estas firmas en el mercado.

La rigurosidad vale

Según explica un ejecutivo que se ha desempeñado en la industria por más de 30 años, las horas son insuficientes. Una auditoría a una empresa listada en bolsa puede valer entre UF1 y UF 1,8 por hora, por un lapso que puede extenderse entre las 800 y 1.500 horas lo que, a su juicio, es insuficiente.

El experto dijo que por esto las empresas tienden a elegir a las auditoras que ofrezcan un servicio que considere menos horas. De hecho, firmas como Codelco actualmente requieren una auditoría de entre 10 mil y 12 mil horas, sin embargo, al interior de la compañía están evaluando reducirla a la mitad.

Esta situación genera una oferta de servicios más barata y con profesionales de menor costo, dice. Esto mismo ha llevado a que el trabajo se haga con menor rigurosidad y acuciosidad, saltándose incluso algunos procedimientos básicos.

Para Emilio Soria, presidente de los auditores de Chile, "es más que probable que pudiera seguir repitiéndose lo del caso La Polar, si continuamos con el mismo sistema, lo peor que podría hacer nuestro país es no atender a lo que ocurrió, no considerar el riesgo que aquello implica y seguir actuando con las mismas herramientas de regulación, con la misma legislación".

"La ley de gobiernos corporativos, permite -a pesar de nuestra oposición como colegio- que una empresa de auditores pueda prestar, además, servicios tributarios, servicio legal, consultoría. Eso en Estados Unidos cambió, a propósito del escándalo el 2001 con Enron y allá las empresas auditoras no pueden prestar otros servicios, eso -por supuesto- baja el nivel de riesgo en cuanto a independencia. Claro que el riesgo sigue siendo una situación compleja, porque al final a quien le voy a revisar sus estados financieros es quien me paga mi trabajo", añade Soria.

"La cultura de separar las cosas no está en Chile. Aquí se piensa: ¿cómo voy a criticar a quien a fin de mes me va a pasar mi cheque? Pero tiene que haber un principio, porque hay algunos que plantean que la solución sería que pagara la Tesorería General de la República, habiéndole la empresa auditada provisto los fondos, pero ahí se desarrolla un peligro bastante mayor, porque si la selección de los auditores la va a hacer el Estado y quien me va a girar el cheque, está el peligro de la corrupción, porque el empleado público sería quien está resolviendo esta auditoría para mí, esta otra para ti".

Para el profesional, en el caso de La Polar, quienes debían hacer su trabajo "miraron para el techo, no es que se equivocaron. Estuvieron desde el 2005 al 2010 y no es posible que en todos esos años no hayan pedido un informe detallado de los créditos y darse cuenta de que ninguno de ellos estaba firmado".

Guillermo Larraín, el ex superintendente de Valores y Seguros, recordó que según lo impone la ley, "los auditores están obligados a denunciar ante las autoridades los delitos competentes, la irregularidades y anomalías que a su juicio existieran en la administración o contabilidad de la sociedad auditada".

Un experto en el tema de auditoría explica que la Superintendencia de Valores y Seguros, "poder de fiscalización o de control sobre las empresas auditoras, prácticamente no tiene. Lo que posee es una tuición muy nominal, muy superficial. Carecen de facultades para sancionar, para pedir procedimientos, para controlar a las auditoras, no hay una norma expresa que así lo permita. Por lo tanto, las auditoras son libres de contratar a quién quieran, de tener sus propios procedimientos, tener sus propios mecanismos de control".

INFLANDO NÚMEROS

El 2003 llega a La Polar Pablo Alcalde. Fue gerente general por 7 años. Durante este período, recibió premios de sus pares. Fue el más exitoso, con resultados espectaculares. Supuestamente, había resucitado a una empresa que estaba muerta.

Para Emilio Soria, "lo perverso de todo esto, fue que se comenzó a remunerar a los ejecutivos con acciones. En vez de darles plata, les daban acciones. Esto permitió que los ejecutivos falsearan los estados financieros y en la Bolsa decían, ‘claro, está subiendo’, pero en el fondo vendían una mentira y cobraban más de lo que realmente valía la empresa".

Una vez que la empresa se encontraba en la cúspide de la montaña, con números inexistentes, estalló el caso La Polar y se dio a conocer a la opinión pública. Por años estuvieron maquillando las cifras con créditos, que si bien eran por grandes cantidades, aún no estaban cancelados por los clientes.

El año anterior para La Polar había sido excelente, pues sus acciones habían subido un 20,2 % en el 2010. Los estados financieros mostraban una envidiable utilidad de casi 30 mil millones de pesos.

MULTAS APLICADAS POR LA SVS

Desde 2003 a la fecha, el ente fiscalizador ha cursado 27 sanciones a las auditoras, siendo en su gran mayoría a firmas de menor tamaño. Llaman la atención las tres multas que adoptó el regulador en contra de Escobar y Merino Consultores, la misma que auditó a la quebrada corredora de bolsa Raimundo Serrano.

En cuanto a las grandes compañías del rubro, en diciembre pasado el regulador multó a Price Waterhouse Coopers, que es la que auditó a La Polar, debido a que entre 2004 y 2009 no detectó un problema en los estados financieros de ACE Seguros.

CONFLICTO DE INTERÉS

Los funcionarios del Servicio de Impuestos Internos (SII) solicitaron al director del organismo, Julio Pereira, que se inhabilite en todos los aspectos que tengan relación con el caso La Polar, debido a su pasado como socio y abogado de la firma internacional Price Waterhouse Coopers.

La Asociación Nacional de Funcionarios de Impuestos Internos (Aneiich) y la Asociación de Fiscalizadores de Impuestos Internos (Afich) hicieron la petición de manera formal en una carta dirigida a Pereira y en otra misiva remitida al Presidente Sebastián Piñera.

La petición de inhabilitarse se basa en la Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado, que señala en su artículo 62 número 6 que "contravienen especialmente el principio de la probidad administrativa, las siguientes conductas: intervenir, en razón de las funciones, en asuntos en que se tenga interés personal o en que lo tengan el cónyuge, hijos, adoptados o parientes hasta el tercer grado de consanguinidad y segundo de afinidad inclusive.

Asimismo, participar en decisiones en que exista cualquier circunstancia que le reste imparcialidad. Las autoridades y funcionarios deberán abstenerse de participar en estos asuntos, debiendo poner en conocimiento de su superior jerárquico la implicancia que les afecta".

Acerca de NELSON CABELLO

M.B.A.│Postitulo en Derecho Tributario│Postitulo en Liderazgo y Gestión Educacional │Contador Público Auditor│ Socio Fundador de Consultora Sur , dedicada a apoyar Instituciones de Educaciòn y Capacitaciòn en aspectos relativos a Consultorías Tributarias y Financieras, Outsourcing Contable Auditoria Financiera,Control Interno & Gobierno Corporativo nelson.cabello@consultorasur.cl Teléfono Móvil 866 973 03 www.consultorasur.cl
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s